EL TAO DEL AMOR Y DEL SEXO CHANG, JOLAN. LA ANTIGUA VIA CHINA HACIA EL EXTASIS.ILUSTRADO.1A EDICION



  • ¡10% de rabais ! Avant 44,80 €
    jusqu'au mercredi, 18 décembre
  • Livraison gratuite
  • Éléments: 1

    État: Normal (avec des signes d'utilisation normale)


    EL TAO DEL AMOR Y DEL SEXO.

     
    RARO, PRIMERA EDICÓN

    La antigua vía china hacia el éxtasis. Técnicas y sabiduría milenaria aplicadas al arte del amor, el placer, la armonía y la salud. 

    255 Pag. año 1980. rústica ilustrada, Plaza Janés, traducción Lorenzo Cortina.

    El taoísmo aconseja que cada uno cultive sus gustos preferidos, viva saludablemente y goce con plenitud de las dichas de la tierra y del cielo. Para los taoístas no existen lineas divisorias entre las dichas terrenas y celestiales: lo unen todo en el éxtasis, puesto que, para el disfrute de las cosas naturales o artísticas, el taoísmo está en comunicación con el Universo.

    El taoísmo cree que no puede haber solución para ninguno de los problemas del mundo sin una total aproximación al amor y al sexo. Casi todas las destrucciones y autodestrucciones, casi todo el odio y tristeza, casi toda la codicia y ansias de dominio surgen del ansia de amor y de sexo. Y los manantiales y las fuentes del amor y del sexo son tan inagotables como el propio Universo.

    ... sin la armonía del Yin y del Yang, el origen de la vida y de la felicidad, no nos queda otra cosa que la muerte y la destrucción.`

    `Para los médicos taoístas, el coito se consideraba una parte del orden natural de las cosas. El sexo no debía sólo saborearse y disfrutarse, sino que también debía ser considerado saludable y preservador de la vida.

    Los taoístas creían que la armonía sexual nos pone en comunicación con las fuerzas infinitas de la Naturaleza, las cuales opinaban que también poseían armonías sexuales. Por ejemplo, la Tierra es femenina, o elemento Yin, y el Cielo era masculino, o Yang. La interacción entre ambos era la que constituía el conjunto. Por extensión, la unión de hombres y mujeres creaba asimismo una unidad. Y lo uno era tan importante como lo otro.