Seguidor de Murillo - ESCUELA SEVILLANA DEL SIGLO XVII o ppios. XVIII


8 fotos SEGUIDOR DE MURILLO - ESCUELA SEVILLANA DEL SIGLO XVII O PPIOS. XVIII (Arte - Pintura - Pintura al Óleo Antigua siglo XVII)

  • SEGUIDOR DE MURILLO - ESCUELA SEVILLANA DEL SIGLO XVII O PPIOS. XVIII

    Seguidor de Murillo - ESCUELA SEVILLANA DEL SIGLO XVII o ppios. XVIII

    9.000,00 €


    Se termine en: 1d 21h 25m 
    12 décembre 2019 21:00:00 CET
    Prix de depart:   9000,00 €

    Éléments: 1

    État: Normal (avec des signes d'utilisation normale)

    Aunque deteriorado, con una buena restauración quedaría perfecto...


    Autor:  Con toda seguridad de la Escuela Sevillana de finales del XVII o ppios. del XVIII.

    Tras un largo periodo de investigación, yo diría que se trata de una pintura de Juan Simón Gutiérrez ( Medina Sidonia, 1634 - Sevilla 1718) . Posiblemente el mejor discípulo de Murillo...

    El dinamismo en la composición, la atmósfera general, el escorzo de ambas figuras, la expresión de los rostros, el estudio de la luz y de la perspectiva en el paisaje, el movimiento de los paños... denotan que se trata, sin duda, de una obra de importante valor artístico.

    Nota: ¡ Consideraré ofertas razonables !

    Medio: Óleo sobre lienzo. Reentelado antiguo, posiblemente del XIX. Con marco de época.

    Medidas: 130 x 90 cm

    A mi parecer es una inédita representación de San José con el niño Jesús en su regazo. San José le ofrece una pequeña pera, símbolo de la dulzura, mientras el niño le acaricia la barba, resultando una escena conmovedora.

    A la izquierda del cuadro, San José se encuentra sentado sobre una roca de superficie plana bajo la sombra de un árbol, a la derecha se contempla un profundo paisaje recorrido por un arroyo que parece desembocar en un lago o río, y al fondo, se yergue un cerro pelado a modo de monte calvario.

    La pintura presenta craquelado, pérdidas de estuco y pintura en distintos puntos, suciedad y deterioro en el barniz e incluso algún pequeño roto en el lienzo original. En las fotografías que adjunto, se puede advertir con claridad todo lo anteriormente comentado.

    Con una adecuada restauración estoy seguro de que el cuadro mejoraría muchísimo, revelando un rico colorido y gran cantidad de matices que ahora quedan ocultos...