Nous utilisons nos propres cookies et ceux de tiers pour analyser nos services. Si vous continuez à naviguer, nous considérons que vous acceptez leur utilisation. Plus d'informations ICI

ANTONIO PASCUAL ABAD (Alicante) 1809 –1882.) Excepcional bodegón fechado en 1876


9 fotos ANTONIO PASCUAL ABAD (ALICANTE) 1809 –1882.) EXCEPCIONAL BODEGÓN FECHADO EN 1876 (Arte - Dibujos - Modernos siglo XIX)

  • Éléments: 1

    État: Normal (avec des signes d'utilisation normale)

    Ligeras manchas de humedad tal y como se puede observar en las imágenes


    ANTONIO PASCUAL ABAD Alcoy (Alicante), 17.IX.1809 – 29.VI.1882.

    Grabador y litógrafo.

    Dibujo a tinta  con bodegón.Se trata de un bodegón cuyas dimensiones son 85x67cm con marco y 70x54cm dibujo.La obra está firmada y dedicada en el ángulo inferior derecho así como localizada y fechada el 1 de enero de 1876 en l ángulo inferior derecho

    Realizó sus estudios de primeras letras en Alcoy para pasar al poco tiempo a la Escuela de San Carlos de Valencia, donde se matriculó en las asignaturas de Aritmética y Geometría de Dibujantes y la de Dibujo del Antiguo y del Natural. Tras conseguir un brillante expediente en todas las materias, regresó a Alcoy, donde se dedicó a estampar al boj y experimentar en la técnica litográfica. Vinculada su familia con la ya pujante industria papelera, intentó en 1834 establecer un taller de librillos de papel de fumar, con escaso éxito. En 1839, otro intento de las mismas características y con el mismo resultado, hizo que tomase la decisión de trasladarse a Valencia para establecerse como litógrafo. Allí, en Valencia, realizó y dirigió las ilustraciones de la Historia del Antiguo y Nuevo Testamento, de Royaumont, traducida por Vicente Boix e impresa en 1841. A partir de esa fecha ilustró varias obras más siguiendo la técnica del grabado en madera, llegando a colorear a mano, con la colaboración de su hija Isabel Pascual, las litografías en blanco y negro de la edición completa de la obra El Padre Nuestro Meditado, impresa en Valencia en 1859.

    Aparte de la ilustración de libros, Pascual y Abad inició su actividad como realizador de países en la importante industria de la fabricación de abanicos valencianos.

    La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia, de la que él mismo era miembro, reconoció en 1844 sus méritos y su aportación a tal industria. La constante renovación y adecuación de la maquinaria de sus talleres le permitieron realizar con éxito cualquier tipo de impresos como calendarios, juegos, aucas, planos etc. Fruto de esta constante renovación tecnológica es la impresión en color de muchas de sus estampas. Pero es en las series de litografías de estampas religiosas —de las que realizó centenares— donde mejor se puede conocer y estudiar a Pascual y Abad. El Ayuntamiento de Valencia reconoció su importante labor y sus aportaciones a la técnica litográfica y cromolitográfica nombrándole en 1860 su litógrafo oficial.

     



Informer sur ce lot